Skip to content

Update del reactor de excremento

13 abril 2010

Bueno, es hora de hablar de cochinadas de nuevo jaja.

En mi último post del reactor de excremento, hablé simplemente del montaje del reactor, que es bastante sencillo. Ahora, ya he agregado unas 30 – 50 lombrices adultas, que son pocas, pero prefiero empezar lento y con precaución tratando de entender cómo funciona este tipo de sistema.

El reactor estuvo bastante inactivo en un principio, creo que esto fue debido a que tiene mucha aereación y entonces cuando empezaba la actividad microbiana (había hongos filamentosos claramente visibles) se empezaba a secar el reactor, por lo que ésta se detenía.

Todo fue cuestión de ir agregando un poco más de material (sobre todo cartón húmedo) y encontrar un balance para la humedad, regándolo cada determinado tiempo. Me costó algo de trabajo encontrar este balance ya que generalmente agregaba muy poca agua, ya que si este sistema se volviera anaerobio, creo que el olor sería una de mis peores pesadillas (y de mis vecinos!).

La caja que utilizo para este reactor  la obtuve porque me la regaló alguien que ya no la utilizaba, sin tener en cuenta realmente el nivel de aireación que mi sistema iba a requerir, entonces se puede decir que fui realmente suertudo, ya que tiene muchos agujeros por todas partes, lo que hace que el nivel de aireación sea bueno en este tipo de sistema que tanto lo necesita.

En cuanto a las lombrices, a pesar de ser pocas parecen estar muy contentas. Siempre que reviso el reactor, me encuentro por ahí algún adulto muy activo, por lo que por el momento me está funcionando de maravilla. No he visto cocones, pero sí he encontrado 2 o 3 lombrices jóvenes.

En cuanto al excremento, si ha sido atacado principalmente por hongos (seguramente también por bacterias, pero pues esas no las he podido cuantificar aún) y no presenta ningún olor desagradable ni temperaturas muy altas. No he agregado más estiércol de perro, pero ése lo estoy precompostando en otro reactor (composta normal, con temperaturas altas para matar a los microorganismos patógenos, donde no pueden vivir las lombrices) que después pienso agregar a este vermicompostador. En mi opinión este método es el ideal, pero también haré pruebas agregando el estiércol fresco, recién horneado por mi perro, para observar qué efecto tiene sobre la temperatura, el olor y las lombrices.

Arriba: Mi compostador tradicional. Un poco roto  (lo saque de un basurero) pero sirve

Abajo: Algunas lombrices vagando felices entre los desperdicios (que ya perdieron su forma original). Los bichos blancos son colémbolas, son normales en cualquier tipo de sistema y no son dañinos.

Más adelante también planeo agregar muchas más lombrices a este sistema, ya que una cosa es que unas cuantas lombrices parezcan estar tolerando este ambiente y otra que se pueda desarrollar una población alta dentro de este tipo de sistemas. Esto lo haré una vez se termine el proceso de compostaje normal que estoy haciendo, para lo que supongo que todavía faltan algunos meses.

Para los que tienen otros tipos de mascotas y también les gustaría darle sus excrementos a las lombrices para no mandarlos al drenaje o al relleno sanitario, también tengo pensado hacer una prueba con excremento de gato (con todo y arena aunque OJO ésta tiene que ser biodegradable) y uno con desechos extraídos del filtro de una pecera (en mi caso, de tortugas) para ver si estos desechos también son una fuente potencial de alimento para las lombrices (y de reciclaje para nosotros).

Por último, no olviden que el manejo este tipo de reactores es hasta cierto punto un riesgo sanitario, por lo que deben procurar manejar todo con la mayor higiene posible.

Hasta la próxima

Anuncios
6 comentarios
  1. quiero hacerlo, pero todavía no me animo…seguiré al pendiente del experimento…sobre todo cuando llegues a la parte de los excrementos “recién horneados”…ja!

    • Iker permalink

      Ya está en curso el experimento con todo y excremento fresco, reportaré resultados pronto!

  2. Ander permalink

    jajaja la segunda foto parecen milanesas empanisadas jaja
    ahora me huelen las manos a mierda, aunque ya las lave hasta con alcohol y varias veces con jabon no se quita el olor. creo usar guantes es algo recomendable

    • Iker permalink

      Sí, es una buena idea trabajar con guantes cuando los desperdicios están en estado de descomposición. No huele tan mal si la descomposición se lleva a cabo en condiciones aerobias, así es que si te olió tan mal, puede ser que tengas condiciones anaerobias, aguas.
      Para quitar el olor podrías probar con bicarbonato de sodio

  3. angeles cruz permalink

    no seria posible que solo lo entierre en el camellon, estoy pensando que se pueden hacer fosas septicas en los parques donde la gente saca a pasear a sus perros y por las mañanas taparlos pregunto si esto podria funcionar

  4. Susana permalink

    Hola Hey me dejaron hacer composta por parte de la escuela, es la 1era vez que hago uno, lo que quiero saber es sí se puede utilizar los desechos de un cuyo para hacer composta con lombrices aparte de los desechos de comida, es algo que tendria que probar? mil gracias y espero tu respuesta. P.D. tu página está muy interesante… 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: