Skip to content

Reciclando el excremento de tu perro!

12 febrero 2010

Sé que el tema no suena muy atractivo, pero voy a tratar de interesarlos en el tema de todas maneras!

La mayoría de los vermicultores utilizan diferentes tipos de estiércol (en algunos casos suplementado con otros materiales para mantener el balance C:N) para alimentar/aumentar la población de sus lombrices.

Los estiércoles más comunmente utilizados suelen ser de caballo, vaca, conejo, borrego, o aves. Viviendo en la ciudad es prácticamente imposible conseguir estos materiales, pero hay uno que tengo muy a la mano (literalmente jaja): Mi perro. Él es un Rottweiler, por lo que se imaginarán la cantidad de excremento que tengo! Así, decidí empezar con un vermicompostador para tratar sus desechos.

Antes de empezar, es importante mencionar que todos los tipos de estiércol utilizados deben de tener un tiempo de maduración por varias razones: el estiércol fresco (mmmhh que bonito tema) de ciertas especies es bastante ácido, hay presencia en grandes cantidades de microorganismos patógenos para nosotros y tiende a calentarse. Por tanto es altamente recomendable realizar un compostaje normal a estos residuos para eliminar todas estas limitaciones que representaría para un vermicompostador. Con animales hervíboros se puede agregar en fresco en pequeñas cantidades, pero en cuanto a los carnívoros definitivamente debe de pasar por el proceso de compostaje o al menos cierto “añejamiento” antes de utilizarse, ya que créanme, sí es peligroso trabajar con ese tipo de carga microbiana patógena. Aún si se lleva a cabo el proceso de compostaje o añejamiento, es importante manejar el contenido del vermicompostador siempre con unos guantes o una bolsa de plástico, y después lavarse obsesivamente las manos (así como la paranoia del H1N1, así debe de ser jaja). También debo mencionar que la vermicomposta resultante debe ser utilizada solamente como fertilizante en árboles y arbustos, nunca en nuestro huerto ni plantas dentro de nuestra casa. La caja debe mantenerse fuera de la casa.

Una vez aclarado eso, pasamos al vermicompostador. Es simplemente una caja de plástico, a la que no hice ni siquiera hoyos para drenaje ni ventilación, ya que no es hermética.

Utilicé excremento de mi perro queha estado en la azotea durante varios meses, en combinación con cartón y un poco de recortes de pasto un poco húmedo y podrido (si se quiere aumentar la proporción de carbono, lo ideal es que esté completamente seco, pero yo lo agregué para arrancar un poco la actividad microbiana).

Por el momento no voy a agregar las lombrices, voy a dejar un tiempo para arrancar la actividad microbiana y para ver qué tanto aumenta la temperatura. No quiero cocinar lombriz à l’rottweiler!!

Seguiré reportando en cuanto haya novedad

49 comentarios
  1. manuel felix mendoza villena permalink

    MUY BUENA INFORMACION

  2. esto servira para utilizar

  3. Hola, me interesa compostar el excremento de los perros pero me pregunto si me dedico a hacer capas de excremento, pasto y papeles y hojas secas, dejar que se vuelva una composta y ahora sí agregarsela a las lombrises, debe de convertirse en un producto final muy nutrido para los arboles, pero ¿igual existiría el riesgo de alguna contaminación por bacterias, parásitos y todo lo que viven en la caca de los perros callejeros?? me refiero que ya habrá pasado por varios cambios de temperatura y aparte por el sistema digestivo de las lombrises.
    Saludos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: