Skip to content

Qué piensas sobre el vermicompostaje?

Hola a todos.

Les dejo una encuesta sobre el vermicompostaje, veamos que opinan mis lectores!


Gracias por su opinión!!

Otro de bichos

Ya he hablado de los diferentes organismos macroscópicos que podemos encontrar en el ecosistema que es nuestro vermicompostador.

Ahora les voy a hablar un poco más sobre estos.

La mayoría de lo que encontramos en nuestros reactores es inocuo en cuanto a nuestras lombrices, esto quiere decir que no les hacen daño directa o indirectamente. En muchos casos (colémbolas, cochinillas, tijerillas…) es benéfico tener a estos organismos en nuestro sistema, ya que también se alimentan de los residuos orgánicos, por lo que el proceso de vermicompostaje se acelera. Podríamos pensar que no ayudan mucho ya que en general son muy pequeños, pero en algunos casos como las colémbolas, se encuentran en grandes cantidades, por lo que nos conviene tenerlos ahí.

También existe el caso de organismos que aceleran el proceso de descomposición, pero que no nos gustaría tener en nuestro sistema. Éstos incluyen a las cucarachas y las moscas de la fruta por ejemplo. Las primeras no son tan comunes y pueden evitarse si no se agregan residuos como carne y lácteos (al menos no en grandes cantidades). Las segundas son casi inevitables, pero ayuda si enterramos los residuos que agregamos en lecho o en vermicomposta. También puedes mantener su población bajo control utilizando trampas con vinagre, y teniendo una población cercana de arañas. Éstas últimas pueden comer lombrices, pero las que yo encontré son bastante más pequeñas que las lombrices, por lo que no creo que haya problema con ellas.

Yo descubrí varias arañas dentro de mi vermicompostador hoy

Por otro lado, puede haber otros organismos que sí maten a las lombrices. Los ácaros predadores son uno de ellos, por lo que debemos eliminarlos cuando los vemos en nuestro sistema.

Estos parecen arañas rojas bastante pequeñas (de medio a 1 milímetro).

Por último, los cienpiés también se comen a las lombrices, por lo que deben de ser eliminados. El problema en este caso es que se parecen mucho a los milpiés, los cuales se alimentan de materia orgánica en descomposición y no hacen ningún daño a nuestras lombrices. Una manera de identificarlos, es que todos los cienpiés tienen algo parecido a colmillos o pinzas en la cabeza, con los cuales inyectan veneno a sus presas. Otra manera de identificarlos, es que los cienpiés tienen un par de patas por cada segmento de su cuerpo, mientras que los milpiés tienen 2 pares de patas por cada segmento.

Este es un milpiés que encontré en mi sistema, se puede ver que no tiene “colmillos” y tiene 2 pares de patas por cada segmento del cuerpo. También se ve que en su parte posterior estaba lleno de ácaros, por lo que posiblemente estaba herido y los ácaros se lo estaban comiendo vivo. Aunque en miniatura, la vida dentro del vermicompostador es tan cruda y salvaje como en la sabana africana! jaja

Espero que les sea útil esta información para sus sistemas, a mí me sirvió porque yo era muy paranoico al principio sobre los otros bichos que cohabitan mis vermicompostadores, pero al ir aprendiendo un poco más sobre cada uno de ellos y su papel en el ecosistema me ha dado más tranquilidad.

Les dejo un link sobre los invertebrados más comunes en un sistema de composta (en inglés)

Entre más aprende uno sobre su vermicompostador, más preguntas aparecen y más interesante se vuelve el vermicompostaje! Sus comentarios sobre los bichos que encuentran ustedes en sus sistemas serán bien recibidos.

Otro de venta de lombrices

Hola a todos.

Hace poco compré más lombrices. La primera vez que compré, quedé bastante decepcionado. Me parecieron muy caras y me desanimé un poco, pero luego busqué con otra persona y mi experiencia fue bastante mejor. Esta vez, volví a intentar con un vendedor diferente.

Pedí 2 kilos de lombriz, o al menos eso es lo que me prometieron. Tardó un poco en llegarme, pero llegó en buenas condiciones y vaya que eran muchas lombrices! Como te las mandan con sustrato incluido, no sé si serían los 2 kilos, pero definitivamente estoy muy satisfecho con lo que recibí:

Esta es la caja de unicel donde las recibí, bastante pesada!

Al comenzar a sacar el sustrato, fui sorprendido con estas altas densidades de lombriz por todos lados en la caja!

En total me salió en 460 pesos la caja, incluyendo el envío. Yo creo que con 1 kilo sería más que suficiente para empezar con un sistema por primera vez, esto costaría 310 pesos (con envío al DF) lo que se me hace bastante razonable. Eso sí, es más difícil empezar con muchas lombrices si se es principiante, por lo que no recomendaría pedir más de un kilo la primera vez, además de ya tener la caja preparada con lecho y un poco de residuos orgánicos ya en descomposición.

Empezar puede parecer difícil y/o muy caro, pero en realidad con unos 500 pesos se empieza de muy buena manera, y lo de aprender a hacerlo es cosa de ir conociendo tu sistema, lo que es entretenido, sólo se requiere algo de paciencia.

Anímense!     Les dejo el link de la persona que los vende:

http://articulo.mercadolibre.com.mx/MLM-44194393-15000-el-kilo-de-lombriz-roja-californiana-_JM

Update del reactor de excremento

Bueno, es hora de hablar de cochinadas de nuevo jaja.

En mi último post del reactor de excremento, hablé simplemente del montaje del reactor, que es bastante sencillo. Ahora, ya he agregado unas 30 – 50 lombrices adultas, que son pocas, pero prefiero empezar lento y con precaución tratando de entender cómo funciona este tipo de sistema.

El reactor estuvo bastante inactivo en un principio, creo que esto fue debido a que tiene mucha aereación y entonces cuando empezaba la actividad microbiana (había hongos filamentosos claramente visibles) se empezaba a secar el reactor, por lo que ésta se detenía.

Todo fue cuestión de ir agregando un poco más de material (sobre todo cartón húmedo) y encontrar un balance para la humedad, regándolo cada determinado tiempo. Me costó algo de trabajo encontrar este balance ya que generalmente agregaba muy poca agua, ya que si este sistema se volviera anaerobio, creo que el olor sería una de mis peores pesadillas (y de mis vecinos!).

La caja que utilizo para este reactor  la obtuve porque me la regaló alguien que ya no la utilizaba, sin tener en cuenta realmente el nivel de aireación que mi sistema iba a requerir, entonces se puede decir que fui realmente suertudo, ya que tiene muchos agujeros por todas partes, lo que hace que el nivel de aireación sea bueno en este tipo de sistema que tanto lo necesita.

En cuanto a las lombrices, a pesar de ser pocas parecen estar muy contentas. Siempre que reviso el reactor, me encuentro por ahí algún adulto muy activo, por lo que por el momento me está funcionando de maravilla. No he visto cocones, pero sí he encontrado 2 o 3 lombrices jóvenes.

En cuanto al excremento, si ha sido atacado principalmente por hongos (seguramente también por bacterias, pero pues esas no las he podido cuantificar aún) y no presenta ningún olor desagradable ni temperaturas muy altas. No he agregado más estiércol de perro, pero ése lo estoy precompostando en otro reactor (composta normal, con temperaturas altas para matar a los microorganismos patógenos, donde no pueden vivir las lombrices) que después pienso agregar a este vermicompostador. En mi opinión este método es el ideal, pero también haré pruebas agregando el estiércol fresco, recién horneado por mi perro, para observar qué efecto tiene sobre la temperatura, el olor y las lombrices.

Arriba: Mi compostador tradicional. Un poco roto  (lo saque de un basurero) pero sirve

Abajo: Algunas lombrices vagando felices entre los desperdicios (que ya perdieron su forma original). Los bichos blancos son colémbolas, son normales en cualquier tipo de sistema y no son dañinos.

Más adelante también planeo agregar muchas más lombrices a este sistema, ya que una cosa es que unas cuantas lombrices parezcan estar tolerando este ambiente y otra que se pueda desarrollar una población alta dentro de este tipo de sistemas. Esto lo haré una vez se termine el proceso de compostaje normal que estoy haciendo, para lo que supongo que todavía faltan algunos meses.

Para los que tienen otros tipos de mascotas y también les gustaría darle sus excrementos a las lombrices para no mandarlos al drenaje o al relleno sanitario, también tengo pensado hacer una prueba con excremento de gato (con todo y arena aunque OJO ésta tiene que ser biodegradable) y uno con desechos extraídos del filtro de una pecera (en mi caso, de tortugas) para ver si estos desechos también son una fuente potencial de alimento para las lombrices (y de reciclaje para nosotros).

Por último, no olviden que el manejo este tipo de reactores es hasta cierto punto un riesgo sanitario, por lo que deben procurar manejar todo con la mayor higiene posible.

Hasta la próxima

Estimación de la población

Hoy intenté una manera diferente para estimar mi población. No es muy preciso, pero yo creo que me da una buena idea de cuántas lombrices tengo.

Lo que hice fue medir el volumen de todo el material dentro de mi primer sistema (no es muy preciso, pero lo hice lo mejor que pude con una regla) y después tomar muestras de 40 mililitros de diferentes zonas del reactor.

En resumen, los datos que encontré tienen bastante sentido, y su análisis suena interesante:

En la zona donde alimenté por última vez había 80% más lombrices que en el lado alimentado, y en medio de estas dos zonas había 20% más lombrices que en el lado no alimentado.
Por cada lombriz adulta, hay 16 inmaduras. De estas inmaduras, alrededor de la mitad están ya del tamaño de un adulto, pero todavía no desarrollan clitelio (vean la foto, el clitelio es la parte abultada, y es muy evidente).

En general hay más del doble de lombrices en zonas inferiores del reactor que en la parte superior (pero esto también está influenciado porque cuando abro mi reactor, mis lombrices tratan de escapar de la luz).

Se estima un total de 4284 lombrices en el reactor, 4032 inmaduras y 252 adultas. Esta estimación me suena mucho más lógica que la que encontré basándome en la velocidad del reactor, y posiblemente se debe a que hay una gran proporción de lombrices inmaduras e incluso bastante pequeñas.

Se me hace un poco raro tener tan pocas adultas, pero también creo que cuando abro el reactor y cuando intento tomar las muestras, los adultos son mucho más hábiles y rápidas para huir, por lo que sus cuentas saldrían bajas.

Por último, si mi estimación es buena, creo que esta primavera voy a tener una gran explosión en la población, ya que cerca de 2016 lombrices inmaduras están muy cerca de la madurez, y pasar de 252 adultas que tengo ahora a 2268 sería una maravilla. Imagínense la cantidad de cocones que tendré para el verano!

Lecciones del huerto en casa

Hola de nuevo a todos. La temporada invernal definitivamente ha terminado. Se los digo porque este post lo estoy escribiendo porque tengo calor y no puedo dormir jaja.

Si no has leído mis posts anteriores sobre el huerto, puedes encontrarlos aquí y acá.

Terminó la temporada, y que pasó con el huerto? Pues hay malas noticias. Esto no es ninguna sorpresa, ya que en el update que hice hace unos 4 meses las cosas iban bastante mal.

Veamos, empecemos con los frutos: La fresa creció bastante bien, de hecho invadió varias partes del huerto que se habían quedado vacías (más adelante les cuento porqué) y floreció bastante bien, pero debido a la falta de sol, las flores jamás se convirtieron en fresa. Ya que la planta dura alrededor de 2 años, estoy pensando en dejarla ahora para la primavera y ver si da fruto. En cuanto al pimiento, fue atacado mucho por las babosas, por lo que tardó mucho en crecer y  por lo tanto lo opacó mucho el jitomate, que a su vez creció y floreció muy bien, pero tampoco dió fruto alguno debido a la falta de sol.

Podemos ver el jitomate y la fresa creciendo bien y floreciendo, dándome esperanzas de una buena cosecha. También se nota que al jitomate le hizo mucha falta un soporte (de hecho creció mucho más de lo que se ve en estas fotos, invadiendo todo el huerto)

Vamos muy mal, pero veamos qué sucedió con los vegetales y las raíces. A éstos les fue mejor, ya que el crecimiento vegetativo y de raíces no es tan afectado por la falta de sol directo (me parece, no soy biólogo jeje)

La lechuga nunca germinó, lo mismo pasó con la cebolla. La espinaca sí lo hizo, pero con la falta de sol (tanto por la orientación como por el jitomate y el cilantro que eran muy altos) nunca creció adecuadamente y eventualmente murió. La zanahoria si creció bastante bien , de hecho algunas siguen todavía plantadas; el problema es el tamaño: alrededor de 6 centímetros cada una. Vamos mejorando.

En cuanto a la albahaca y el cilantro, les fue de maravilla. Ambos estuvieron produciendo bastantes cortes durante toda la temporada (5 – 6 meses). También florecieron, pero no dieron semillas (en el caso de la albahaca no estoy seguro) que en realidad no es importante pero yo sí las quería recolectar para poder volver a sembrar.

El cilantro floreció muy bonito aparte de producir mucho, aquí lo vemos después de llover

En general fue un desastre mi huerto jaja, pero se aprendieron lecciones valiosas aparte de las mencionadas en el update (y al menos algo se me dió bien!)

Se puede hacer un huerto intensivo (o sea muchas plantas en poco espacio) pero requiere un poco más de mantenimiento, para asegurar que las plantas no se tapen el sol unas a otras.

Se deben conocer los requerimientos de espacio, horas de sol, soporte, etcétera de cada una de las plantas con las que se va a trabajar.

La fertilidad del suelo es importante y ayuda mucho, pero no por tener nuestra vermicomposta significa que nuestro huerto va a ser perfecto. Sin suficiente (o con exceso) de sol o humedad, no vamos a llegar a ningún lado!

La práctica hace al maestro (esperemos!), pero también espero que estos consejos les sirvan si van a empezar un huerto esta primavera. Por cierto, estoy trabajando en un post para la planeación de un nuevo huerto ahora en primavera, así es que los invito a visitar el blog de nuevo pronto.

Velocidad en el vermicompostador básico

Por primera vez estoy midiendo la velocidad de uno de mis reactores. En este caso, lo hice con mi primer vermicompostador, el más sencillo. Simplemente pesé los residuos antes de introducirlos al sistema y medí qué tan rápido desaparecieron, bastante simple!

Agregué 625 gramos el 20 de febrero y hasta hoy 26 de febrero habían desaparecido prácticamente en su totalidad. Esto me da una velocidad de 105 gramos al día, o 730 a la semana. En mi casa se produce bastante más que esto en una semana, por lo que no sería suficiente para todos mis residuos, pero recuerden que tengo mi reactor de flujo continuo también (ya estoy midiendo la velocidad, aunque parece que será un poco más lento, supongo porque el sistema es nuevo y todavía no está en equilibrio).

Ya que estamos en esto de los cálculos, intenté saber el número de lombrices que tengo en ese reactor basándome en la cantidad de desperdicios que consumen. He leído en varios sitios que las lombrices pueden consumir el equivalente a su propio peso en desperdicios por día (estando en condiciones ideales).  Si tenemos en  cuenta que en promedio una lombriz adulta pesa 0.6 gramos, tendría 175 lombrices. Esto me parece ridículamente bajo, entonces supongo que este método no funciona para calcular el número de lombrices que tengo (yo supongo que tengo más de 1000 en ese reactor) a menos de que esté muy lejos de las condiciones ideales del sistema…

Es triste no poder calcular cuántas lombrices tengo en ese reactor, me tendré que conformar con saber la velocidad de consumo, que seguiré checando para ver si va aumentando gradualmente (debería).

Si alguien tiene un mejor método para calcular su población de lombrices, se lo agradecería. Yo intentaré diferentes métodos.